Semillas y semilleros

Semillas y semilleros

Semillas Germinados

Semillas Germinados

Semillas germinados Batlle

Brotes germinados procedentes de la agricultura ecológica, alto contenido en nutrientes y vitaminas

Semillas Ecológicas

Semillas Ecológicas

Semillas ecológicas Batlle. Con certificado ecológico. Amplia gama de selección para el huerto.

 

Semillas Hortalizas

Semillas Hortalizas

Semillas hortalizas Batlle presenta una amplia gama de semillas para el huerto y jardín. ¡¡A cultivar!!

Semillas Aromáticas

Semillas Aromáticas

Semillas aromáticas Batlle

 

 

Semilleros y Germinaderos

Semilleros y Germinaderos

Semilleros de plástico y de turba prensada, propagadores eléctricos y herramientas específicas para el buen manejo de las semillas


Semillas y semilleros

Semillas ecológicas Batlle, semillas germinados y hortícolas Batlle de gran calidad para el huerto y jardín. Semilleros  de turba y de plástico.

Semillas Ecológicas Batlle para el huerto con Certificado Oficial de Producción Ecológica.

Semillas brotes germinados para una nutrición excelente.

Semillas aromáticas, un complemento para la cocina y el bienestar individual

Semillas Germinados con un gran poder nutricional, para cultivar en casa.

Semillas antiplagas que te ayudarán a controlar y sanear tu huerto.

En invierno podemos plantar: Brócoli, borraja, acelga, cardo, col de hoja, coliflor, alcachofa

 

¿No sabes por dónde empezar, qué semillas plantar, cuándo y cuales son de temporada y como sembrar y que tierra es la más adecuada...? apúntate a nuestros cursos sobre "Huerto ecológico".

 

Semilleros de turba y de plástico.

Propagadores eléctricos.

CONSEJOS ÚTILES DE SIEMBRA:

Siembra directa en el terreno

La siembra directa en el terreno se realiza cuando es la época natural de siembra, es decir, cuando las condiciones en cuanto a temperatura son las idóneas para el crecimiento de la planta.

Antes de sembrar directamente en la tierra habremos preparado el terreno eliminando las plantas espontáneas, las piedras y aireando los primeros 40 ó 50 cm de profundidad para que la tierra quede más esponjosa y no se apelmace. Además la tierra deberá tener cierto grado de humedad.

Una vez preparado el terreno podemos sembrar de varias formas, tres de esas formas son:

* Siembra en hoyos: en este tipo de siembra lo que se hace es cavar pequeños hoyos a distancias regulares y a una profundidad que dependerá de las semillas. Se siembran pocas semillas por hoyo y posteriormente se cubre con el rastrillo. Luego se riega ligeramente.

* Siembra en surcos o en línea: consiste en realizar surcos superficiales, los cuales podemos hacer con un trozo rectangular de madera o incluso usando el propio mango de alguna de las herramientas que usamos. Es importante dejar un mínimo de espacio entre las líneas, por eso tendremos en cuenta las dimensiones que alcanza la planta cuando es adulta. Cuando tenemos los surcos hechos vamos echando las semillas. Luego se cubre con el rastrillo y se riega con cuidado para que el agua no arrastre las semillas.

* Siembra a voleo: se suele utilizar con las plantas anuales. Se echan las semillas sobre la superficie y después se cubren con una capa fina de tierra, se iguala con el rastrillo y se riega. Debemos evitar echar demasiadas semillas porque podría haber demasiada competencia entre las plantas.

.

Siembra protegida en semilleros

Este tipo de siembra otorga cierta protección a las semillas para que puedan germinar mejor que si lo hicieran directamente en la tierra y cuando las plántulas son lo suficientemente fuertes y tienen un tamaño adecuado se trasplantan al terreno.

En los semilleros también se puede sembrar a voleo y en línea, luego se cubren las semillas ligeramente y se tapa con una tapa de cristal u opaca.

Además existen bandejas alveoladas con diferentes formas y tamaños para adaptarse a los distintos tamaños de semillas. Estas bandejas son muy interesantes porque permiten facilitar la labor del trasplante y las plántulas sufren menos. En cada alveolo se pueden colocar una o varias semillas.

Es importante que siempre, independientemente del tipo de siembra, coloquemos etiquetas para saber qué variedad hemos sembrado y en qué fecha lo hicimos. Además lo registraremos en nuestro cuaderno de la huerta.

Sembrar en el momento más idóneo (mira el calendario de siembra) o proveer las condiciones indicadas para la germinación de las semillas es de vital importancia, porque la semilla sólo germina y se desarrolla cuando se dan las condiciones ideales de temperatura y humedad para que la planta pueda sobrevivir.